sábado, 24 de febrero de 2018

Babi colegial customizado

En el colegio de mi hijo pequeño se puede llevar el tipo y modelo de babi que queramos. No me daba la vida para hacer uno entero (en realidad necesita dos, se mancha mucho y no damos abasto a lavar), así que lo compré. Pero no me he podido resistir a customizar los bolsillos y bordar el nombre.


Las telas maravillosas del bolsillo son de Jan et Jul y las compré en la feria Creativa Madrid.


Es el babi escolar más bonito del mundo, porque es único.

Nos leemos en mis redes sociales favoritas, Facebook, Twitter, Instagram y Pinterest.


sábado, 17 de febrero de 2018

Nueva gallina loca

No me canso de este patrón tan divertido de De Estraperlo. Es la 5ª gallinita que hago, y seguro que no es la última porque cada vez me gusta mas.


 Os espero en Facebook, Twitter, Instagram y Pinterest.

sábado, 10 de febrero de 2018

Neceser convertible en bandeja

En cuanto le vi este neceser a una amiga, supe que necesitaba hacerme uno. Vamos, que esto ha sido un "culoveoculoquiero" en toda regla.


Es un neceser rígido que se abre completamente para transformarse en una bandeja. Muy práctico para encontrar las cosas con facilidad.


El patrón original es de Aneela Hoey. Lo encontráis pinchando en el texto azul.


Le he añadido un asa, que no lleva el patrón original, para que me sea más cómodo transportarlo.


La tela de mapa me encanta. Ya la utilicé para el bolso convertible en mochila, y me quedó un retal que pude aprovechar para el neceser. Es una loneta fina, ya que lo que da rigidez al neceser es la entretela que lleva en el interior.


La tela del forro, que queda visible cuando lo transformamos en bandeja, es un algodón tipo patchwork.


Es bastante amplio, caben muchas cosas, y como os decía antes una vez abierto queda todo a la vista para encontrar las cosas con facilidad.


Espero que os haya gustado y nos seguimos leyendo en Facebook, Twitter, Instagram y Pinterest.


jueves, 1 de febrero de 2018

Cojines en punto marroquí

Tengo en casa un par de cojines naranjas desde hace mil años. En principio eran lisos y les puse una aplicación de fieltro para darles un toque diferente. Pero con el paso del tiempo ya sabéis que el fieltro se va estropeando, y ya no me gustaba tanto la aplicación que había puesto. Así que decidí quitarlas y mejorar los cojines con una aplicación de ganchillo en punto marroquí.


Este punto se llama así porque recuerda al dibujo que hacen los azulejos de Marruecos. Mi fuente de inspiración ha sido Ahuyama Crochet.

Podéis utilizar las combinaciones de colores que os apetezcan, incluso un solo color sobre el fondo blanco quedará ideal. Para rematar hice una puntilla clásica alrededor, y ahora estoy feliz estrenando cojines.


Nos leemos en Facebook, Twitter, Instagram y Pinterest. Espero vuestros comentarios :)



jueves, 25 de enero de 2018

Cuna para muñecos con caja de fresas

La temporada de cajas de fresas aun no ha comenzado, pero tenía unas cuantas guardadas y las he utilizado para hacer unas bonitas cunas para los muñecos. 


Como veis, hice dos, una para mi hijo pequeño y otra para mi sobrina.


Ahora los muñecos pueden descansar estupendamente. Las cajas las he pintado enteras con pintura acrílica soluble en agua (podéis usar también pintura a la tiza) para tapar las letras e imperfecciones que suelen traer.


La base de la caja la he forrado del modo habitual. Encontráis el tutorial en el siguiente enlace:

http://elrincondenaidu.blogspot.com.es/2015/07/cajas-de-fresas-decoradas-con-tela.html

Para tapar las gomas, podéis seguir el siguiente enlace:

http://elrincondenaidu.blogspot.com.es/2016/04/nueva-temporada-de-fresas.html

Una vez forrada la caja, vamos a realizar el resto de elementos de la cuna.

Para el colchón necesitaréis dos rectángulos de tela de 22x32 cm. Pueden ser de la misma tela de la base o de otras que combinen.


Cortamos las esquinas en inglete (ángulo de 45º) para que quepa bien en la caja.


Cosemos, enfrentando derecho con derecho, y dejamos una abertura para dar la vuelta y meter el relleno. Yo he rellenado con floca. Esta abertura la cerraremos con puntada escondida. No es necesario meter mucho relleno, ya que queremos que el colchón quede plano.


He utilizado dos telas diferentes para cada colchón, así es reversible y los niños pueden elegir de que lado lo ponen. Como son tan bonitos, no es necesario hacer sábana bajera.


Para la almohada necesitamos un cuadrado de tela blanca de 15x12 cm.


Doblamos por el lado corto, y cosemos dejando una abertura para dar la vuelta y rellenar.


Rellenamos con floca de modo que nos quede una almohada mullida, y cerramos la abertura con puntada escondida.


Para la funda de la almohada necesitamos un cuadrado de tela blanca de 13x13 y dos tiras de telas estampadas de 26x3 cm.


Cosemos las tiras estampadas a los bordes del cuadrado blanco. Una de ellas la colocamos normal, y la otra doblada a modo de bies.


Enfrentamos derecho con derecho y cosemos el borde de la funda.


Damos la vuelta y ya podemos poner la funda en la almohada que hicimos antes.


La colcha es un cuadrado de 34x34 cm. A mi me apetecía complicarme la vida, así que he hecho un cuadrado de patchwork similar a la bonita colcha de estrellas de mi hijo. Pero podéis utilizar la técnica que queráis (punto, ganchillo, o simplemente una tela con un dobladillo).


Tenía que hacer el motivo central grande en tamaño mini, así que he usado cuadrados de 5x5 cm. Me ha venido muy bien para aprovechar restos de tela que sobraron de la colcha grande.

Me gusta mucho como han quedado, aunque hay que ser muy minucioso para manejar piezas de tela tan pequeñas. Pero hacer la colcha grande fue mucho más difícil.


Para acolchar he utilizado una guata fina y la trasera y el bies son telas coordinadas con el resto.


Los niños están encantados de que sus compañeros de juegos tengan unas cunas tan bonitas.



En una habitación infantil quedan ideales, incluso como decoración.


A Kico Nico le hice una guirnalda de banderines con su nombre, como las que tienen mis hijos pero también en tamaño mini. Son triángulos equiláteros de 4 cm.

Espero que os hayan gustado y, si tenéis niños cerca, os animéis a hacer las vuestras. Ellos se divertirán mucho jugando y ¡quedan tan bonitas!

Os espero en Facebook, Twitter, Instagram y Pinterest para que me contéis lo que queráis.


viernes, 19 de enero de 2018

Chal Lost in Time

Cuando mi amiga Mónica propuso hacer el chal Lost in Time en nuestro grupo de ganchillo de Facebook, no me lo pensé dos veces.


Es precioso, con una combinación de puntos muy bonita, y puesto queda genial para combinar con cualquier prenda. Los patrones del Chal Lost in Time los tenéis en Ravelry y son gratis. El nombre es evocador, porque realmente me parece una prenda atemporal.


Para el mío utilicé dos ovillos de Katia Spring Rainbow. Es un hilo matizado que va cambiando de color a lo largo de la hebra, y se trabaja con ganchillo de 3 mm. Quería el chal grandecito y por eso usé dos ovillos, pero para tamaño pañoleta con uno tendréis suficiente. Lo compré en Las Tijeras Mágicas.

El lado de arriba mide algo más de 150 cm. Me encanta el degradado de colores que van haciendo estos ovillos.


Al principio no iba a hacer las borlas pero me sobraba algo de hilo del segundo ovillo y me lancé. No me arrepiento, la verdad es que quedan genial y le dan un toque de personalidad especial al chal.


Espero que os haya gustado y os animéis a hacer el vuestro. Si es así, me encantará ver el resultado.
Nos leemos en Facebook, Twitter, Instagram y Pinterest.

viernes, 12 de enero de 2018

Chaqueta de ganchillo estilo biker

Una de las labores que hice el año pasado y me quedó pendiente de mostraros es esta chaqueta de ganchillo con cremalleras estilo biker.


Los patrones podéis conseguirlos en Ravelry. No me he hecho fotos con ella puesta, pero os aseguro que me queda igual de bien que a la modelo.


En las fotos no se aprecia bien, pero es de un precioso color turquesa. Utilicé algodón Drops Cotton Ligth. La cantidad de ovillos dependerá de la lana elegida y de vuestra talla, así que es recomendable que leáis bien las instrucciones antes de comprar material.


Aunque lleva prácticamente todo el tiempo el mismo punto, tiene algún paso complicado de hacer. Pero si tenéis un nivel intermedio de ganchillo, podréis terminarla sin problemas.

Nos vamos leyendo en Facebook, Twitter, Instagram y Pinterest

jueves, 4 de enero de 2018

Bolso bandolera convertible en mochila

En el debe de telas bonitas sin usar tenía esta loneta maravillosa que me regaló mi amiga B, que estaba esperando el proyecto adecuado para salir a la luz.


En el debe de proyectos maravillosos buscando tiempo para hacerlos tenía un patrón de bolso convertible en mochila que me regaló mi amiga N. Así que, cuando en el costuraño de Con las manos en la aguja se propuso el proyecto de hacer un bolso con cremallera y bolsillos interiores, llegó el momento de sacar tela y patrón y ponerme a coser.

Es un bolso que se puede llevar como bandolera. Es grande pero cómodo, para llevarlo en días de largos paseos.


Por dentro lleva dos bolsillos interiores, uno con cremallera y otro sin. La tela del forro es de Ikea.


Y además es muy versátil porque cambiando la posición de las asas se transforma en una mochila ideal para salir de excursión. Lo llevé en la visita a El Escorial que hicimos para Podcastizo y me resultó de lo más cómodo para llevar el agua y la merienda de los niños.


Gustó tanto que a mi cuñada he tenido que hacerle otro.


Para ella usé esta loneta tan colorida de Ikea y está encantada también con el resultado (me consta que lo usa mucho).


Espero que os haya gustado y nos leemos en mis redes sociales favoritas: Facebook, Twitter, Instagram y Pinterest.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...